La Validación Periódica de la Colegiación (VPC) es un proceso que certifica por periodos de seis años, que el médico reúne los requisitos necesraios para ejercer, es decir, que no tiene expediente deontológico abierto, que acredita que está en aptitud psicofísica idónea para atender a los pacientes y certifica los servicios prestados en la empresa en la que trabaja.

¿Por qué la VPC? El compromiso de los médicos y de los colegios con la VPC nos fortalecerá frente a la sociedad, permitiendo ejercer nuestras responsabilidades y situándonos en una mejor posición para identificar los retos y necesidades del ciudadano y del sistema sanitario. Con este compromiso los médicos verán garantizadas su actuación bajo los principios de calidad, equidad, relevancia, innovación y uso adecuado de los recursos.

¿Qué debe conseguir? Garantizar a la sociedad en general y al paciente en particular que se disponen y reúnen los estándares para ejercer como médicos, encontrándose avalados por las estructuras profesionales.

¿Cómo es el proceso? Actualmente la VPC es un proceso que el Colegio propone y facilita a sus colegiados. La Validación es voluntaria (hasta que entre en vigor su obligatoriedad) y gratuita.

Documentación necesaria:

  1. Aptitud psicofísica. El médico debe aportar un certificado médico oficial, expedido por un médico de familia u otro especialista, que acredite la ausencia de enfermedad.
  2. Empleador. Servicios Prestados: El solicitante debe adjuntar un certificado de servicios prestados, expedido por la empresa en la que presta servicios. En caso de profesionales que solamente trabajan en sanidad privada podrán aportar
    • Cuenta ajena: Informe de la empresa para la que trabaja
    • Cuenta propia: Alta en el IAE, RETA o Mutual Médica

Para cualquier duda puede llamar al 927 22 26 22 o escribir al correo electrónico anibal@comeca.org