Los médicos de Atención Primaria de Extremadura piden mejoras laborales y organizativas para ofrecer una atención sanitaria de calidad

Coincidiendo con la conmemoración del Día Nacional de la Atención Primaria este jueves, 11 de abril, el Consejo de Colegios Profesionales de Médicos de Extremadura (CCPMEX) ha elaborado un documento con propuestas que mejoraría el servicio. Se trata de once medidas para dotar a la Atención Primaria de la importancia que se merece.

El Consejo de Colegios Profesionales de Médicos de Extremadura (CCPMEX) pide mejoras organizativas, adecuar los recursos humanos y reducir la burocracia en Atención Primaria para que los médicos que desempeñan su trabajo en el primer nivel asistencial puedan realizarlo de forma “eficiente y ofrecer una atención sanitaria de calidad”.

Coincidiendo con la celebración del Día de la Atención Primaria que se conmemora este jueves, 11 de abril, bajo el lema “Pasión por la Primaria”, el Consejo de Colegios de Médicos de Extremadura ha elaborado un documento con propuestas de mejora para que el “pilar básico de nuestro sistema sanitario no continúe deteriorándose”.

Las medidas que proponen para ofrecer una Atención Primaria “digna y de calidad” son:

1.- Más inversión económica en Atención Primaria: el presupuesto de Sanidad para la AP debe incrementarse al 25% con el fin de garantizar una atención sanitaria de calidad y la desaparición de la gerencia única. La atención primaria necesita un presupuesto específico y finalista.

2.- Un nuevo reglamento de los Equipos de Atención Primaria: es necesario reorientar la AP hacia la salud comunitaria, redefinir roles y tareas entre las diferentes categorías profesionales donde el coordinador debe ser siempre el médico, al ser el profesional sobre el que recae el liderazgo clínico y científico del Equipo de Atención Primaria.

3.- Uso racional de las consultas y de urgencias por la población:  se debe seguir trabajando en campañas educativas a la población sobre los derechos y deberes relacionados con el sistema sanitario así como a un uso responsable de los servicios públicos, asumiendo esta tarea sobre todo la Administración.

4.- Coordinación entre niveles asistenciales: el médico de familia tiene que ser el coordinador y responsable del proceso asistencial, siendo necesario institucionalizar la relación científico-técnica entre niveles, potenciar el diálogo entre médicos de distintos niveles y organizar tiempos para el contacto personal entre ellos.

5.- Redimensionar los cupos y las plantillas: teniendo en cuenta las características de la población y de los médicos, así como la dispersión geográfica y las necesidades de sustitución del Equipo de Atención Primaria (EAP).

6.-  Incentivación de plazas de difícil cobertura: no solo con mayor puntuación para las bolsas de empleo. Desde el CCPMEX se considera necesario también una incentivación económica por penosidad en dicha cobertura.

7.-  Agendas de consultas adecuadas y de calidad: número máximo de 30 pacientes/día, lo que supondría dedicar como media 10 minutos de tiempo por paciente, con autogestión y flexibilización de agendas para adaptar las necesidades asistenciales a cada contexto, contemplando tiempo para otras funciones (atención domiciliaria, actividades comunitarias, reuniones de equipo, formación, investigación…).

8.-  Desburocratización de las consultas: eliminar tareas administrativas, en especial todas aquellas que no aportan ningún valor añadido a la actividad asistencial, como repetir derivaciones al segundo nivel asistencial para revisiones, automatizar informes, agilizar el sistema informático. El programa JARA debe ser una herramienta de gestión clínica  que ayude a la toma de decisiones y no una fuente inagotable de burocracia que quite tiempo de atención a los pacientes.

9.- Unificación de criterios en la solicitud de pruebas diagnósticas en todas las áreas: acceso a pruebas diagnósticas complementarias idénticas en todas las áreas de salud de la comunidad. Esta medida mejoraría eficacia, eficiencia y aumentaría la efectividad al ahorrar tiempos de espera y tiempos de Incapacidad Temporal (IT).

10.- Aumento de formación MIR y oferta laboral a los MIR formados en Extremadura: es necesario incrementar las plazas de Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría en la región. Una medida necesaria es fidelizar a los residentes que terminan su formación especializada con contratos estables para que se queden en la Comunidad donde se han formado.

11.- Estatuto del Tutor de Residente:  uno de los pilares de la formación MIR en Medicina Familiar son los tutores, por lo que es fundamental reconocer su labor docente, haciéndola atractiva y motivadora para que los MIR tengan a su disposición a los mejores tutores docentes, y por ende alcancen una formación adecuada. Es necesario la creación del Estatuto del Tutor, donde se plasmen sus funciones y deberes, pero también se reconozcan sus derechos.

Foro Profesional de la AP

A pesar de los últimos acuerdos adoptados tras las movilizaciones realizadas por los médicos extremeños desde finales de 2018  (la prolongación voluntaria de la edad de jubilación a los 67 años, la oferta de contratos menos precarios a los MIR que acaban su residencia,  la incentivación de plazas de difícil cobertura o la reactivación de la carrera profesional) aseguran que la situación actual de los médicos de Atención Primaria en su labor asistencial diaria sigue siendo “crítica”, por lo que abogan por un Pacto Político por la Sanidad y que estas demandas sean debatidas, aprobadas y desarrolladas en un Foro Profesional “alternativo” al de la Mesa Sectorial de Sanidad de Extremadura, pues como está estructurada, perjudica y bloquea de forma sistemática los avances profesionales de los médicos.

2019-04-10T20:12:42+00:0010 abril, 2019|Blog del residente, Notas de prensa, noticias, portada-listado, portada-slider|Comentarios desactivados en Los médicos de Atención Primaria de Extremadura piden mejoras laborales y organizativas para ofrecer una atención sanitaria de calidad