25 de mayo de 2017
Web para mi empresa

Historia del Colegio de Médicos de la provincia de Cáceres: Inicios, 1898-1936 (por el Dr. Mañas Núñez)

1. Antecedentes de los Colegios de Médicos
2. El nacimiento de la Corporación Médica Cacereña
3. Actividad del Colegio de Médicos Cacereño
4. Distribución de losprofesionales médicos en la provincia de Cáceres

DISTRIBUCIÓN DE LOS PROFESIONALES MÉDICOS EN LA PROVINCIA DE CÁCERES


Por lo que respecta al número de médicos que ejercieron en la provincia de Cáceres, al comenzar el siglo XX, la mayor concentración se registraba en los partidos de Cáceres, Plasencia y Trujillo.

El panorama se modifica con el transcurso de los años y en 1920 el partido de Trujillo es el que concentra al mayor número de profesionales sanitarios.

Hasta 1936 no aumentará el número de médicos que ejercían en la capital de la provincia, situación que traduce las dificultades que existieron para el ejercicio profesional en un ámbito muy cerrado a la “irrupción de advenedizos”. La distribución de médicos en función del tamaño de la localidad donde ejercieron su cometido permite comprobar una mayor concentración de profesionales en los núcleos grandes, sobre todo en las cabezas de cada partido.

Sólo a partir de 1910 se registra un incremento de médicos en el resto de las comunidades rurales, un hecho que se consolida a partir de 1920. Respecto al número de pacientes atendidos por cada médico cabe destacar las cifras constantes que se registran en el partido de Cáceres, situación que contrasta con las oscilaciones que se registran en el resto de los partidos de la provincia.

En el primer tercio del siglo XX sólo dos mujeres ejercieron la medicina en la provincia de Cáceres: la doctora T. Iglesias Recio en Cáceres, Coria y Cilleros y la doctora M.P. Mohíno Díez en Plasencia.

POLITICA SANITARIA Y SOCIAL DEL COLEGIO CACEREÑO


El Colegio intentó desarrollar una participación activa en la política sanitaria española y una labor de protección y ayuda desinteresadas a los médicos y sus familias promoviendo diversas entidades al efecto. En 1910, el Presidente del Colegio de Médicos cacereño pidió al Rey que las clases profesionales sanitarias fueran retribuidas directamente por el Estado, al tiempo que le planteaba la necesidad de promulgar una nueva Ley de Sanidad que contemplara y apoyara la colegiación obligatoria. En 1918, el Colegio de Médicos consiguió constituir su Sección de Pensiones, idea que se llevó a la Asamblea de Colegios de enero de 1919 con la intención de hacer extensiva su aplicación a toda España en forma de Montepío Médico Nacional. También en 1919 el Colegio cacereño presentó una Memoria ante el Instituto de Medicina Social consistente en un esquema organizativo de lo que consideraba debía llamarse Ministerio de Sanidad. En 1925 fundó una Institución de Previsión llamada Mutualidad Médica de Cáceres que tenía una sección de invalidez y otra de vida, y una Caja de Beneficencia.

PUBLICACIONES PERIODICAS


El Colegio tenía dos publicaciones, órganos de difusión intracolegial.

La primera de ellas fue el Boletín del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Cáceres. Era de publicación mensual y su vida abarca desde 1901 hasta 1918, época en que es sustituido por Clínica Extremeña, cuyo primer número salió en 1919. En general, hasta 1917, el Boletín realizó un perseverante discurso apologético sobre la necesidad de la colegiación obligatoria, decisivo sin duda en el éxito de la corporación cacereña. Asimismo en él se denunciaron repetidamente los problemas que afectaban a la profesión. Clínica Extremeña fue de propiedad privada hasta 1935 en que la dirección y administración de la revista pasaron a la Comisión Permanente de la Junta de Gobierno del Colegio. Aunque durante los primeros años la sección profesional y oficial fueron tan comprometidas con la causa colegial y los intereses de los titulares como lo fue el Boletín, a medida que se apacigua el debate político-sanitario la revista Clínica Extremeña se hace más desapasionada y científica.

PRESIDENTES DEL COLEGIO DE MÉDICOS CACEREÑO DURANTE EL PRIMER TERCIO DEL SIGLO XX


El doctor Gabino de Uríbarri y Paredes, fue el primer Presidente y primer colegiado. Estuvo al frente del Colegio hasta su muerte en febrero de 1915. El segundo presidente, el doctor Leocadio Durán Cantos, le sucedió hasta 1930, con un breve paréntesis de un año, 1925, que no ocupó la Presidencia en beneficio del doctor Míguez Barcia.

Título Colegiado Gabino de Uríbarri Paredes D. Gabino de Uríbarri Paredes, Primer Presidente del Colegio de Médicos Cacereño D. Leocadio Durán Cantos, Segundo Presidente del Colegio de Médicos Cacereño

En 1931, toma las riendas del Colegio el doctor Santiago Julián Murillo Iglesias que sigue al frente del Colegio ya comenzada la Guerra Civil, cuando el 1 de septiembre es ordenada desde el Gobierno Civil la reposición de la Junta de Gobierno del Colegio y la destitución de la Comisión Gestora, que fue presidida por Ramón Díaz Muñoz desde su constitución en la reunión de la Junta General del día 16 de mayo de 1936.

D. Santiago Julián Murillo Iglesias D. Eduardo Güija Morales D. Carlos Miguez Barcia

Ambos, Uríbarri y Durán, formaron parte de la Junta de Gobierno fundacional, el 22 de mayo de 1900, como Presidente y Secretario General respectivamente.

D. Lorenzo Torremocha Téllez D. Juan Pedro Rodríguez de Ledesma y Valencia D. Marceliano Sayans Castaño D. Juan Pablos Abril
D. José Raimundo García Arroyo D. Luis Enríquez Acosta D. José Manuel Botella Crespo D. Tomás del Monte González

« Página 3
Avda. Virgen de Guadalupe, 20 - Cáceres - Tfno. 927 222 622 y 927 240 244 - Fax: 927 244 373 | Tfno. Plasencia: 927 426 333 - Fax: 927 426 336
®Todos los derechos reservados - ICOMCC
Diseño WEB y Alojamiento – ITEC Informática e Internet – www.itecsi.com