27 de junio de 2017
Web para mi empresa

Historia del Colegio de Médicos de la provincia de Cáceres: Inicios, 1898-1936 (por el Dr. Mañas Núñez)

1. Antecedentes de los Colegios de Médicos
2. El nacimiento de la Corporación Médica Cacereña
3. Actividad del Colegio de Médicos Cacereño
4. Distribución de losprofesionales médicos en la provincia de Cáceres

ACTIVIDAD DEL COLEGIO DE MÉDICOS CACEREÑO


El Colegio de Médicos de Cáceres se creó en 1900. El convencimiento de que la colegiación obligatoria constituía la vía más idónea para resolver los acuciantes problemas de la clase médica y de que fortalecía corporativamente los intereses profesionales de este colectivo, favoreció el desarrollo inicial de esta corporación. La necesidad de poner fin a los abusos que sufrían los médicos titulares por la actitud caciquil de las autoridades municipales de algunas localidades impulsó la organización de estos profesionales.

En este sentido, el Colegio denunció repetidamente estas situaciones e intervino en otros asuntos que afectaban a este colectivo como el establecimiento de igualas mínimas, la inspección de las Sociedades de Socorros Mutuos o los problemas derivados de la superpoblación médica en algunas ciudades. Asimismo intervenía en las faltas ético-deontológicas que cometían los propios médicos e iniciaba fondos de ayuda para socorrer a familias de médicos fallecidos. Igualmente, veló por la solución de otros problemas que preocuparon a los profesionales como fueron la redacción de una nueva Ley de Sanidad y la creación de un específico Ministerio de Sanidad.

REGIONALISMO


En la creación de la corporación médica cacereña no faltaron argumentos de tipo regionalista, un sentimiento que en algunos sectores y elites comenzaba a desarrollarse y que fue hábilmente utilizado por algunos sectores para cimentar el edificio colegial.

Resultan significativas, en este sentido, las reuniones mantenidas por los representantes de los Colegios de Médicos y Farmacéuticos de Cáceres y Badajoz en los primeros años del siglo XX. La necesidad de aglutinar a los profesionales extremeños en torno a los dos colegios se veía no sólo como una exigencia corporativa, sino también como una vía de identificación regional.

Apelando a su condición de extremeños, desde el Colegio de Cáceres se reclamó a los médicos su adhesión, con la pretensión de conseguir una corporación pionera y fuerte para Extremadura que le proporcionara un protagonismo relevante a nivel nacional.

LOS REGLAMENTOS


De los Reglamentos de régimen Interno del Colegio de Médicos de Cáceres en la actualidad sólo se conservan tres: el de 1918, el de 1925 y el de 1930. El segundo de ellos modificaba algunos aspectos del de 1918, como los detalles de colegiación de aquellos médicos de fuera de la provincia; también modifica la composición de la Comisión especial del Colegio de Huérfanos así como las disposiciones disciplinarias. Igualmente se recogen las características que deberán tener el Jurado Profesional de los colegios, sus funciones, la constitución del Consejo General de los Colegios Médicos y la creación de las Regiones Médicas; también reúne aspectos de la elección y renovación de cargos de las Juntas de Partido y de Gobierno.

El Reglamento de 1930 es bastante más extenso. Se crean capítulos nuevos dedicados al órgano de expresión del Colegio, a los certámenes, a la contribución al progreso científico, a la previsión médica, se constituye el Tribunal Profesional y se forman secciones perfectamente definidas (profesional, científica, de régimen interior, de previsión y protección).

ASOCIACIONISMO Y SINDICALISMO MÉDICO-CACEREÑO FRENTE A LA COLEGIACIÓN


El asociacionismo médico extracolegial alcanzó escasa relevancia y menos aún la tuvo el sindicalismo médico en la provincia, por lo que no pudieron ejercer ningún efecto distorsionador sobre la colegiación.

En el marco de las asociaciones de médicos titulares cabe destacar las de los partidos de Coria y Navalmoral de la Mata (creada en 1904) y la de Garrovillas (que surgió al año siguiente).

Ya en los años veinte se formó la Federación Sanitaria del Distrito de Coria, que fue objeto de reprensiones por parte del Colegio por el poder sancionador que le conferían sus estatutos. Al final del periodo estudiado se creó, con sede en Cáceres, la Hermandad Médico-Farmacéutica de San Cosme y San Damián (en el año 1934), con unos objetivos esencialmente sociales y religiosos.

Respecto al sindicalismo médico, los intentos de crear un sindicato sanitario independiente en la provincia fracasaron, aunque desde el órgano de expresión del Colegio de Médicos de Cáceres (la revista Clínica Extremeña) se toleró la iniciativa e incluso se llegó a promocionar.

« Página 2 - Página 4 »
Avda. Virgen de Guadalupe, 20 - Cáceres - Tfno. 927 222 622 y 927 240 244 - Fax: 927 244 373 | Tfno. Plasencia: 927 426 333 - Fax: 927 426 336
®Todos los derechos reservados - ICOMCC
Diseño WEB y Alojamiento – ITEC Informática e Internet – www.itecsi.com