23 de junio de 2017
Web para mi empresa

Historia del Colegio de Médicos de la provincia de Cáceres: Inicios, 1898-1936 (por el Dr. Mañas Núñez)

1. Antecedentes de los Colegios de Médicos
2. El nacimiento de la Corporación Médica Cacereña
3. Actividad del Colegio de Médicos Cacereño
4. Distribución de losprofesionales médicos en la provincia de Cáceres

ENFERMEDAD EN TIERRAS CACEREÑAS


El paludismo fue un proceso que alcanzó en la provincia una elevada incidencia debido tanto a las condiciones geográficas y climáticas, como a la insalubridad y los estados de malnutrición crónica de gran parte de su población. Otras enfermedades transmisibles como la tuberculosis o las infecciones respiratorias y gastroentéricas alcanzaron también una elevada incidencia.

Las deficientes condiciones higiénico-sanitarias de las ciudades, pueblos y aldeas de la provincia y la insalubridad de las viviendas favorecieron el desarrollo de este tipo de enfermedades. Como consecuencia de ello la mortalidad originada por este grupo de patologías fue elevada. En definitiva, el arcaísmo de la estructura demográfica estuvo muy condicionado por su elevada mortandad.

En Cáceres el proceso de modernización demográfica fue aún más lento y tardío que en el resto del país.

EL NACIMIENTO DE LA CORPORACIÓN MÉDICA CACEREÑA


La primera reunión oficial de la Junta Directiva del Colegio de Médicos Provincial de que se tiene noticia tuvo lugar el 22 de mayo de 1900 en sesión celebrada en el Ayuntamiento de Cáceres, para entre otros asuntos expedir los primeros "Títulos de colegiado". En esta reunión se acordó "admitir en la clase de colegiado al señor D. Gabino de Uríbarri y Paredes, reuniendo las circunstancias reglamentarias (...) y quedando registrado con el número 1 en el libro de colegiados". Unos meses después, el 16 de enero de 1901, se reunió en Cáceres, a las tres de la tarde, en el salón de actos del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres, la Junta General Ordinaria presidida por la Junta de Gobierno. Este día figura como fecha de la constitución del Colegio cacereño, registrado con el número 909 en la "Relación de las Sociedades inscritas con arreglo a la Ley de 30 de junio de 1887" del Municipio de Cáceres.

Posteriormente, años después, nuestra Corporación presentará sus Reglamentos el 3 de julio de 1918. No obstante, es preferible considerar el nacimiento del Colegio, no el 16 de enero de 1901, sino el 22 de mayo de 1900, día en que la entrega del Primer Título de Colegiado al Primer Presidente del Colegio por la Primera Junta Directiva le imprime verdadera vida oficial.

EL EJERCICIO DE LA MEDICINA EN CÁCERES


El ejercicio profesional en la provincia de Cáceres estuvo muy determinado tanto por sus características demográficas y económicas, como por el fuerte arraigo del caciquismo en todo el territorio.

A mediados del siglo XIX el número de médicos que ejercieron en la provincia en relación a los habitantes sitúa a Cáceres en una posición similar a la del resto del país y era algo mejor que la que tenía en esas fechas la provincia de Badajoz. En general había una tendencia de los médicos a concentrarse en los núcleos con un relativo carácter urbano (Plasencia, Trujillo o la propia capital), una situación que no desentona con lo registrado en otras partes de España. La singularidad política del caciquismo enraizó con extraordinaria fuerza en estas tierras y perduró durante el primer tercio del siglo XX.

El cacique, para conseguir influencia, dominaba la Administración local y el aparato judicial, y tenía en sus manos el nombramiento y destitución de los médicos según la fidelidad demostrada por estos, seguros aquellos de que la plaza vacante no habría problemas para volver a ser ocupada por otro facultativo debido a la plétora de profesionales.

EL DESARROLLO MÉDICO-CORPORATIVO EN ESPAÑA


La creación del Colegio de Médicos de Madrid provocó una encendida polémica en la clase médica en torno a la colegiación obligatoria. La división entre partidarios y detractores de la colegiación obligatoria marcó la vida laboral de estos profesionales en los años finales del siglo XIX, una controversia iniciada en Madrid que a raíz de la promulgación del Real Decreto de 1898 se extendió al resto del país.

En 1904 la Instrucción General de Sanidad del doctor Cortezo inicia el periodo de la colegiación voluntaria y propicia la entrada en escena de los titulares rurales.

Hacia 1914 convivían en España diversas agrupaciones profesionales, expresión de las tendencias -al mismo tiempo disgregadoras y unionistas- de los médicos españoles. Este proceso de pugna intraprofesional fue fraguando la colegiación obligatoria que cristalizará a partir del R.D. de 15 de mayo de 1917. Ambas posibilidades de colegiación llegaron de la mano del mismo hombre, el doctor Cortezo. Igualmente resulta llamativo que los disidentes, renovadores y exclusivistas titulares aglutinados en torno a una organización societaria nacida al margen de la institución colegial, pasado el tiempo, sean quienes encaucen y afiancen el destino corporativo del grupo profesional.

A partir de 1917 los Colegios se harán dueños, paulatinamente, del latir corporativo.

Así, en 1919 se constituye el Comité Ejecutivo de la Clase Médica a partir de una reunión de Colegios y en 1920 la Federación Nacional de Colegios Médicos.

« Página 1 - Página 3 »
Avda. Virgen de Guadalupe, 20 - Cáceres - Tfno. 927 222 622 y 927 240 244 - Fax: 927 244 373 | Tfno. Plasencia: 927 426 333 - Fax: 927 426 336
®Todos los derechos reservados - ICOMCC
Diseño WEB y Alojamiento – ITEC Informática e Internet – www.itecsi.com